"Las bases son una anomalía histórica"

PEDRO MORENO
Entrevista a Pedro Moreno, uno de los organizadores de las marchas contra las bases militares

 

¿Qué te motiva para acudir a las marchas?

La Marcha de Morón junto con la Marcha de Rota son las manifestaciones decanas del pacifismo andaluz. Yo vengo asistiendo regularmente a ambas para exigir su reconversión para usos civiles y denunciar la creciente militarización de Andalucía. Las bases extranjeras en nuestra tierra son una anomalía histórica pendiente de solución. Tanto las de Andalucía como las del sur de Italia son, a mi parecer, consecuencia directa de la 2ª Guerra Mundial en la que, como se sabe, los regímenes de España e Italia se alinearon con los países perdedores.

 

¿Ayuda Morón y Rota al belicismo creciente que vemos en muchas partes del mundo?

¡Hombre!, la presencia de las bases no son sólo la expresión de una pérdida de soberanía. Las «operaciones de castigo» contra los países disidentes o, simplemente, que siguen una política independiente de la hiperpotencia, los bombardeos de ciudades de Oriente Próximo en las sucesivas guerras del petróleo que presenciamos desde hace décadas, la logística de las ocupaciones militares de los países previamente reducidos a escombros, se preparan, se organizan, se lanzan desde estas posiciones geoestratégicas que son las bases militares en Andalucía. Todo esto convierte a nuestros gobernantes en cómplices de crímenes de guerra y de lesa humanidad y no solamente en testigos impotentes de la barbarie de la guerra.

 

Militarización creciente y recorte de libertades, ¿van de la mano? ¿por qué?

La pérdida de soberanía en política exterior que suponen estas bases y su papel en las guerras actuales de Oriente Próximo y Norte de África son causantes de una militarización creciente de la sociedad española y andaluza. No sólo suponen gastos extraordinarios disipados en armamentos si no también la reorientación de la industria productiva para la guerra, y el desvío de las partidas presupuestarias destinadas a la salud, el empleo, y la cultura, para pagar los intereses de las compras de armamentos y las costosísimas misiones militares de nuestro país en los cinco continentes: Malí, Haití, Mar Rojo, Somalía, Líbano, Iraq, Afganistán, etc. todas ellas ajenas y lejanas en el espacio y de muestros intereses. Según el Centro Délas de Cataluña, el presupuesto de Defensa se ha cuadruplicado en los últimos años por mucho que se disimule con «ingeniería presupuestaria». Naturalmente con una política seguidista de este tipo el recorte de libertades corre parejo con el descontento de la población. Es un recurso habitual de los gobiernos en situaciones de crisis como las que estamos viviendo, la única respuesta frente a las críticas sociales cuando la economía del país está atada de pies y manos.

 

Si desaparecen estas bases, ¿en qué se beneficiaría Andalucía?

A mi me llama la atención en los análisis de la izquierda andaluza que no se haga un paralelismo claro entre los recortes sociales y las guerras en las que participamos, entre la falta de soberanía y la poĺítica antisocial de nuestros gobiernos. Hay según las encuestas un 53% de jóvenes andaluces que piensan emigrar al extranjero más pronto o más tarde. Esta cifra es descomunal e indica el grado de desencanto de la población, y la falta de un proyecto nacional. No es sólo una consecuencia del mal estado de la economía. Refleja a mi parecer el grado de desconexión de nuestras instituciones con la población, es fruto de una situación de dependencia del exterior que nos impide hacer una política propia. La recuperación de la soberanía es una condición indispensable para dedicar nuestra riqueza y nuestros esfuerzos a la búsqueda del bien común, y a la solución de los problemas sociales.

Tags: Pedro Moreno, Bases, Marcha a Morón, Marcha a Rota

Imprimir